BLOG
6/09/2012
ENTREVISTA DR. XAVIER SANT

 

Dr. Xavier Sant es especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte y médico responsable de los equipos de competición de la FEDME (Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada. Asimismo es médico de la Federación Catalana de Atletismo y profesor en Ciencias de la actividad física y el deporte en Blanquerna (Universidad Ramón Llull).

 

¿El nivel de exigencia del deporte de montaña, es diferente del resto de deportes?  Qué tipo de preparación específica se tiene que hacer diferente a otras disciplinas?

En la FEDME las disciplinas competitivas son las carreras por montaña, el esquí de montaña, la escalada deportiva y la escalada en hielo. Las carreras por montaña y el esquí de montaña en general se caracterizan por ser pruebas de fondo de larga duración, en la que habitualmente se superan desniveles de  2.000 metros y longitudes de más de 30 kilómetros, teniendo una duración aproximada de 2 a 4 horas, aproximadamente. La preparación de estas pruebas exige un gran volumen de entrenamiento y un conocimiento técnico específico del medio en el que se desarrollan. Es decir se trata de pruebas que conllevan un gran desgaste físico y en un medio en el que la climatología puede ser muy variable y adversa en situaciones frecuentes, lo que exige una gran fuerza mental en el deportista. Como ejemplo podemos comentar que en el último Campeonato de Europa de esquí de montaña celebrado en Pelvoux, Francia, algunas de las competiciones se desarrollaron con una temperatura de -28 º C. En estas condiciones existe el riesgo de congelaciones de extremidades (dedos, orejas, nariz…) y también es frecuente la dificultad en la hidratación porque el líquido del tubo del “camel-back” se congela. Kilian Jornet obtuvo la medalla de oro en la modalidad de cronoescalada y la plata en la modalidad individual.

 

Como especialista en nutrición deportiva, ¿Nos puede explicar en qué consisten las ayudas ergogénicas? ¿Cuáles son las mejores para el deporte de montaña?

Podemos considerar como ayuda ergogénica cualquier estrategia encaminada a mejorar el rendimiento  del deportista, ya sea desde el punto de vista nutricional, farmacológico, fisiológico, psicológico o mecánico. Se entiende que las ayudas ergogénicas no perjudican la salud del deportista.

Los pilares básicos en el rendimiento del deportista son el entrenamiento adecuado, una nutrición equilibrada y suficiente y unos periodos de sueño y recuperación que faciliten la correcta asimilación de las mejoras, evitando el sobre-entrenamiento y las lesiones.

Si la alimentación es variada, equilibrada en principios inmediatos y en aporte calórico, el deportista no va a tener ningún déficit. Una dieta rica en glúcidos es imprescindible el día antes de la competición para los suplementos de vitaminas, minerales, aminoácidos, etc. pueden ser útiles en determinados momentos de la temporada en los que, por los continuos viajes o intensidad de las competiciones, pueda ser difícil asegurar que la nutrición cumple todos los requisitos.

En los deportes de fondo en montaña la mayoría de deportistas consumen durante las carreras bebidas isotónicas y barritas o geles energéticos, lo que les permite una reposición rápida de líquidos e hidratos de carbono.

 

¿Qué tipo de nutrición es la adecuada para adaptar el cuerpo del deportista a las diferentes fases de rendimiento durante la temporada?

La proporción de nutrientes en una alimentación equilibrada debe mantenerse durante toda la temporada. El único ajuste que deben realizar los deportistas es adecuar la ingesta calórica al gasto energético real que dependerá del volumen e intensidad del entrenamiento que realizan. Normalmente si el peso corporal y los porcentajes graso y muscular son correctos (estudio del somatotipo), las sensaciones de hambre y saciedad permiten que el deportista ingiera el volumen de calorías que necesita.

 

¿Cuáles son las patologías más comunes que usted trata? Y, Cuáles son las lesiones más frecuentes a nivel articular?

Las patologías de sobrecarga más frecuentes en atletas, corredores o esquiadores de montaña son las tendinitis y condropatías rotulianas. También son frecuentes las afectaciones del tendón de Aquiles, tibial posterior y anterior.

A nivel articular la rodilla es la articulación más afectada con diferencia. Suelen presentarse problemas degenerativos del cartílago articular y los menicos.

Si comparamos las carreras por montaña con el atletismo, en estas observamos que en general se trata de competiciones mucho más prolongadas (algunas de ellas, como los “Ultra Trails”, oscilan mayoritariamente entre 80 y 180 Km). Podríamos pensar que las lesiones de sobrecarga serían mucho más frecuentes, pero ello no es así debido al hecho de que se corre por superficies muy variadas, más blandas en general, y con exigencias biomecánicas diferentes.

 

En deportistas de tan alto nivel como Kilian Jornet que hacen una práctica deportiva muy intensa y continuada (casi extenuante), ¿cómo puede combatirse el sobreentrenamiento?

Las condiciones físicas y psicológicas de Kilian y su base genética son excepcionales. El entrenamiento adecuado, específico y personalizado a las capacidades del deportista, los períodos de descanso y recuperación, la alimentación equilibrada y suficiente y los controles analíticos de sangre nos permiten combatir el sobre-entrenamiento. Asimismo son fundamentales las percepciones que tiene el deportista de su estado físico, para poder reaccionar rápidamente ante cualquier problema o lesión.

 

¿Cuál es su experiencia y resultados obtenidos con Inmunactive (específico para sistema inmune) y los productos de la gama articular (Tendoactive y Artroactive)?

En el deportista de alto nivel, sometido a entrenamientos muy intensos, son frecuentes los problemas relacionados con una disminución de las defensas y la inmunidad. Se suelen manifestar con una incidencia mayor de sufrir resfriados u otras infecciones, generalmente poco importantes, pero que según el momento en el que aparezcan pueden comprometer gravemente los objetivos y éxitos deportivos. Una buena prevención se puede realizar con suplementos nutricionales: antioxidantes, vitaminas A, C y E, selenio, nucleótidos, B glucano…

En el tratamiento y la prevención de los problemas articulares y tendinosos, los estudios biomecánicos y podológicos, la fisioterapia, la modificación del entrenamiento y una suplemetación nutricional o farmacológica van a ser fundamentales para solucionar estas patologías, y facilitar la reparación de las estructuras afectadas.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información